¿Por qué funcionan tan bien los PIAS y los SIALP?

El plan individual de ahorro sistemático (PIAS) y el seguro individual de ahorro a largo plazo (SIALP) son dos herramientas que tenemos a nuestra disposición para preparar adecuadamente nuestro futuro.

Haz tu simulación: ¿Quieres saber cuánto cobrarás cuando te jubiles?

Uno de los principales atractivos del PIAS consiste en que cuenta con un interés garantizado a largo plazo. Además, en caso de que sea necesario, siempre se puede disponer del dinero cuando se desee, aunque entonces no nos beneficiaremos de las ventajas fiscales del producto. Para el rescate del dinero deben pasar cinco años, cuenta con una limitación anual de 8.000 euros y la aportación máxima total es de 240.000 euros.

Ahora bien, si en algo destaca esta herramienta de ahorro a largo plazo es en su tratamiento fiscal. Principalmente este producto abre la vía a obtener una renta vitalicia, que vendría a ser un ingreso mensual para toda la vida. De hecho, esta herramienta de ahorro –la renta vitalicia– sirve para cubrir en un momento dado una caída de ingresos, como puede suceder en el momento de la jubilación. Si se opta por este producto, solo hay que saber que se trata de realizar una aportación inicial y después ir cobrando en forma de renta mensual ese capital, obteniendo una rentabilidad muy interesante y quedando exento de impuestos en los intereses. La renta vitalicia, además, permite efectuar aportaciones únicas desde únicamente los 601,01 euros.

Según los datos recopilados por el servicio de estadísticas y estudios del sector seguros en España, recogidos por la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa), más de 9.200 personas mayores de 65 años transforman su patrimonio (una segunda vivienda, fondos de inversión, acciones, etc.) en rentas vitalicias, las cuales se benefician de unas notables ventajas fiscales tras la última reforma del IRPF. De hecho, este producto queda exento de tributar en un porcentaje elevado, que en algunos casos puede llegar al 92%. No en vano, las rentas vitalicias y temporales constituyen el producto más relevante en términos de ahorro gestionado, según Unespa.

https://youtu.be/4sJNXfYYG4c

Por otro lado, tenemos los SIALP. Se trata de un seguro de ahorro parecido a un depósito bancario, con la ventaja de que los intereses que esta herramienta genera de nuestra capacidad de ahorro también capitalizan, es decir, los intereses también generan intereses. Esta herramienta de ahorro para el futuro cuenta también con un importante atractivo fiscal en materia de tributación. Otra de las ventajas es que los rendimientos generados en el SIALP están exentos de tributación si se mantiene el ahorro vigente durante un mínimo de cinco años.

Básicamente quedan exentos de rendir cuentas con Hacienda los intereses del producto si:

  1. Se mantiene la inversión un mínimo de cinco años.
  2. No se superan los 5.000 euros anuales por persona.

En este sentido, según los datos que maneja la patronal del seguro español, actualmente destaca la pujanza de los SIALP. Estas pólizas, popularmente conocidas como Planes de Ahorro 5, movían a cierre del primer semestre 2.586 millones de euros y crecen un 69% con carácter interanual.

Por otro lado, en cuanto al PIAS, los datos que maneja Unespa señalan que alcanzan a cierre de junio los 11.349 millones de euros y registran un crecimiento del 22,68% en los últimos 12 meses. Mientras, los capitales diferidos repuntan un 3,77% y suman 48.348 millones de euros.

Sin duda, una de las inquietudes más frecuentes entre los ahorradores cuando se plantean su futuro de cara a la jubilación es si podrán disponer del dinero aportado en cualquier momento. En los casos del PIAS y el SIALP, como sabemos, es posible, y con una renta vitalicia las ventajas son mayores.

https://www.youtube.com/watch?v=I9_eiqFOZ-A&t=69s

Es importante tomar las decisiones estratégicas adecuadas cuando planeamos nuestro futuro. El sistema público de pensiones en España muestra signos preocupantes que invitan a pensar que la pensión que proporcionará el Estado no será suficiente para la vida a la que uno presumiblemente aspira y, por esta razón, se hace necesario saber cuánto dinero va a cobrar uno cuando se jubile. Actualmente existe una herramienta que, en función de una serie de sencillas respuestas, proporciona una estimación de lo que será nuestro futuro en materia económica una vez nos hayamos jubilado.

A través de los ingresos previstos una vez jubilados y los ingresos actuales, el simulador de jubilación determina cuál es la diferencia entre unos y otros, teniendo en cuenta nuestras aspiraciones vitales. En cuatro sencillos pasos podremos conocer cuál será nuestro nivel de ingresos cuando nos jubilemos y si van a ser necesarios más o menos ahorros para complementar la pensión pública de jubilación. O, dicho en otros términos, si nos va a faltar o no dinero para mantener el nivel de vida al que aspiramos cuando nos retiremos.

¿Qué implica designar beneficiarios de un plan de pensiones, un PIAS o un SIALP?

¿Cómo ahorrar para la jubilación y tener liquidez?

Esto también te gustará

¿Tienes alguna duda?

B
Benita Mediavilla

Las aportaciones a un Plan de ahorro 5 (seguro Individual de ahorro a largo plazo) desgraban en Hacienda, en la Declaración de
la Renta de las Persona Físicas.?

Vidacaixa

Hola Benita,las aportaciones realizadas al producto mencionado no desgravan a hacienda, sin embargo, el rescate del SIALP, siempre que sea para obtener una renta vitalicia, tiene todos sus rendimientos exentos de impuestos. 

Ha ocurrido un error, intentalo de nuevo

Pregunta a nuestros expertos

Tus comentarios serán publicados una vez sean validados por nuestro equipo