Ventajas fiscales de los planes de pensiones

Los planes de pensiones cuentan con destacadas ventajas fiscales que es importante conocer. Si dispones de uno debes saber cómo tributa al rendir cuentas con la Agencia Tributaria. A continuación te detallamos los puntos clave que debes tener en cuenta en tu declaración de la renta.

Haz tu simulación: ¿Quieres saber cuánto cobrarás cuando te jubiles?

Primero vamos a mostrar de forma resumida los puntos clave de la fiscalidad de los planes de pensiones:

  • El ahorro invertido en un plan de pensiones es deducible en su totalidad en la declaración de la renta.
  • Las aportaciones anuales están limitadas a un máximo de 8.000 euros. Esta cantidad no debe superar el 30% de los rendimientos netos del trabajo.
  • Puedes aportar un máximo de 240.000 euros en la totalidad del producto.
  • El plan de pensiones reduce el tipo marginal del IRPF. Cuanto más se aporta al plan de pensiones, más se reduce la base imponible.
  • Cuando te jubilas puedes rescatar tu dinero en forma de renta, capital o de forma mixta y tributará como rentas del trabajo, es decir, como un ingreso extra.
  • Es importante buscar el consejo de expertos en esta materia para optimizar nuestro ahorro privado en materia fiscal.

Post-it-abuelos

Ahora vamos a desglosar por puntos y a detallar toda la fiscalidad de los planes de pensiones para que quien disponga de uno pueda beneficiarse de sus ventajas en la declaración de la renta.

¿Cómo tributan las pensiones públicas?

Las pensiones públicas tributan como si fueran rentas del trabajo, con solo algunas excepciones:

  • Hay distintos casos de pensiones por incapacidad permanente que están exentas de tributación: todas aquellas derivadas de actos de terrorismo, así como las de incapacidad permanente absoluta y de gran invalidez. En Vizcaya, Álava y Guipúzcoa también quedan libres de tributación las pensiones por incapacidad permanente total cualificada (75%).
  • Las pensiones por orfandad.
  • Las pensiones de viudedad derivada de actos de terrorismo.
  • Las pensiones en favor de familiares solo estarán exentas en casos derivados de actos de terrorismo, o si se han reconocido como consecuencia de incapacidades permanentes absolutas o de gran invalidez. Tampoco tributan las prestaciones en favor de familiares menores de 22 años.

¿Qué significa que lo que aporte al plan de pensiones es deducible?

En este punto, lo primero que hay que saber es que existe una limitación desde 2015 en relación a la aportación al plan de pensiones. La cantidad tope anual queda fijada en 8.000 euros o el 30% neto de los rendimientos del trabajo del contribuyente. La idea que debemos tener en cuenta es que cuanto más se aporte al plan de pensiones, más se reducirá la base imponible. Pongamos un ejemplo. Si los rendimientos del trabajo ascienden a 40.000 euros y se ha aportado al plan de pensiones 7.500 euros, en la renta se tributará por 32.500 euros. Dicho en otros términos, se reducirá el tipo marginal y se podrá pagar menos a Hacienda. Son unos impuestos que quedan diferidos. En el futuro, cuando se rescate el dinero de este producto, se deberá rendir cuentas con la Agencia Tributaria y, dependiendo de cómo se haga, será más o menos beneficioso fiscalmente. Aquí te detallamos los tramos del IRPF para este 2018 para que tengas una idea de cómo podría quedar tu tipo marginal en función de lo aportado al plan de pensiones:

De 0 a 12.450 € – 19% 

De 12.451 a 20.200 € – 24%

De 20.201 a 35.200 € – 30%

De 35.201 a 60.000 € – 37%

Más de 60.001 € – 45%

En el caso anterior, en el que teníamos una base imponible (40.000 euros) por la que se pagaba un 37% a Hacienda, vemos como el tipo se reduce siete puntos, del 37% al 30%, tras la aportación de 7.500 euros anuales al plan de pensiones.

¿Cómo puedo rescatar mi plan de pensiones?

El rescate del plan de pensiones debe ser lo más ventajoso posible fiscalmente. Existen tres opciones para recuperar el dinero que hemos aportado a lo largo de la vida del producto. Son las siguientes:

  • Recuperar todo el dinero en forma de capital. Este tipo de rescate es fiscalmente el menos ventajoso. Supongamos que tenemos 150.000 euros en el plan de pensiones. Si queremos recuperarlo todo de golpe, esta cantidad quedará computada como renta del trabajo en la declaración de la renta del año en curso y deberemos pagar casi la mitad en impuestos a Hacienda. Hay que tener en cuenta, por otro lado, que las aportaciones realizadas previamente al 1 de enero de 2007 cuentan con una reducción especial del 40% una vez cobradas, siendo el resto imputado íntegramente como renta del trabajo y, por lo tanto, sin ningún tipo de ventaja fiscal.
  • Recuperar una parte en forma de renta. Es la opción que fiscalmente apunta a mayores beneficios fiscales para quien contrate un plan de pensiones y deba hacer la declaración de la renta. Se trata de ir recibiendo en el período que se acuerde con la entidad una cantidad en forma de renta. Ésta complementará la pensión pública si nos hemos jubilado y contará como rentas del trabajo. Si nos hemos asesorado bien previamente es una opción muy acertada.
  • Combinación de la 1ª y la 2ª. Si ninguna de las dos opciones anteriores se adecúa a nuestras necesidades, tenemos la posibilidad de combinarlas. A nivel fiscal es mejor que la primera pero peor que la segunda. Es importante conocer que existe una reducción del 40% en el rescate total en forma de capital.

¿Quién me puede ayudar?

Cuando se quiere contratar un plan de pensiones, y pensando en la declaración de la renta y en cómo afectan las aportaciones al IRPF, debemos tener en cuenta que un adecuado asesoramiento es primordial. Antes de realizar aportaciones hay que saber con qué intención y metas se está haciendo. Los expertos de VidaCaixa aconsejan tener claro cuál es el objetivo de ahorro marcado, que éste cumpla con unas ciertas expectativas de rentabilidad y que en todo momento se busque la máxima eficiencia fiscal. A menudo surge la pregunta de si existe una manera mejor o más afinada de aportar al plan de pensiones. La realidad es que no existe una fórmula que aplique a todos por igual. Sin embargo, sí que es cierto que con mayores ingresos durante la etapa laboral (salario, alquileres, etcétera), más beneficioso puede resultar aportar a un plan de pensiones cuando se realice la declaración de la renta.

 

Más información:

El futuro de las pensiones en España

Planes de pensiones y divorcio, ¿cómo gestionarlo?

Esto también te gustará

¿Tienes alguna duda?

G
German Garcia Calderon

Estoy jubilado y quiero rescatar mi plan de 210.000€. 80.000€ son anteriores a 2007.
Mis ùnicos ingresos son la pensión máxima de unos 35.000€ anuales
¿Cuál es la forma optima fiscalmente de rescatarlo?
Gracias

Vidacaixa

Hola German,Es importante que planifiques bien cómo rescatar tu dinero teniendo en cuenta tus necesidades y el resto de ingresos que puedas prever que obtendrás en los siguientes ejercicios. Como verás en este post la recuperación del plan de pensiones tributa como rendimientos del trabajo y, por lo tanto, se le aplica el tipo marginal de IRPF que corresponda en función de la cuantía anual que percibas. Así, lo primero que debes tener en cuenta es el tipo de IRPF que se te aplicará. Cuanto mayor sea la cantidad percibida al año (ya sea en forma de capital o en forma de renta), mayor será el tipo impositivo por lo que, con carácter general, lo más conveniente fiscalmente será percibir una cantidad mensual adecuada a tus expectativas optimizando el tramo impositivo en el que te coloca dicha cantidad. Te animamos a que contactes con tu oficina CaixaBank para que te hagan un estudio personalizado en función de tus necesidades y objetivos.

Z
Zarina

Buenos días, me han comentado varias personas la posibilidad de traspasar el plan de pensiones a una renta vitalicia sin necesidad de rescatarlo. Es cierto?Podían enviarme información?
Gracias.

C
Carmen

.
¿Se puede traspasar un plan de pensiones a una renta vitalicia sin rescatarlo?

Vidacaixa

Hola Carmen, una de las formas de cobro de planes de pensiones individuales es mediante la contratación de una renta vitalicia, puede optarse por esta forma de cobro para las contingencias de Jubilación y Defunción, en el momento de contratar la renta vitalicia, el plan de pensiones quedará cancelado y la tributación de la prestación será en el IRPF como rendimientos del trabajo por el importe de la renta mensual.

Ha ocurrido un error, intentalo de nuevo

Pregunta a nuestros expertos

Tus comentarios serán publicados una vez sean validados por nuestro equipo