Conoce los tipos de ahorradores que existen

No todos somos iguales, tampoco en lo que se refiere al ahorro. Algunos somos más organizados, otros más espontáneos. Y los hay que derrochan más, mientras que otros temen quedarse sin dinero. Para saber qué tipo de ahorrador eres tú, fíjate en cómo administras tu dinero.

La importancia de ahorrar día a día

Comprarte una casa, preparar tu boda, dar la vuelta al mundo, cubrir imprevistos… Hay mil y un motivos para decidirte a comenzar a ahorrar. Además, hay mil y una formas de empezar. Sin embargo, cada persona es diferente y el método que le sirva a una puede no ser útil para otra.

Hay distintos tipos de ahorradores, y cada uno de ellos gestiona su dinero de una forma y consigue diferentes resultados. Según la forma de ahorrar con la que te sientas más cómodo, puedes encajar con uno de estos perfiles:

1. El tacaño

Es aquel que consigue un pequeño ahorro a base de no gastar. En lugar de reservar una porción de su dinero, intenta reducir sus gastos lo máximo posible. En definitiva, no les gusta gastar en nada por miedo a quedarse sin dinero.

2. El compulsivo

El método de estos ahorradores consiste en maximizar el dinero guardado. Persiguen ahorrar por ahorrar; no guardan dinero para nada en concreto, solo por el mero gusto de tenerlo almacenado.

3. El que espera a fin de mes

En lugar de ahorrar día a día, su método consiste en esperar a que termine el mes para valorar si le ha sobrado dinero. Si es así, lo suma al colchón; si no, simplemente espera al mes siguiente.

4. El organizado

Es una persona metódica y disciplinada. Se fija un plan a corto, medio o largo plazo y trata de seguirlo al pie de la letra. Para ello, establece qué cantidad de dinero guardará cada mes en función de su sueldo y de su objetivo.

5. El equilibrado

El método que sigue un ahorrador equilibrado consiste en igualar los ingresos con los gastos. El objetivo es evitar que las salidas de dinero superen las entradas. Pero si algún mes ha ganado algo más, no duda en gastarlo en algún capricho. Al final, si consigue apartar algo de dinero, será una cantidad pequeña.

6. El adicto a las ofertas

Su forma de ahorrar consiste en aprovechar las promociones o los cupones. De este modo, consume lo que quiere, pero por menos dinero. Sin embargo, este método puede ser arriesgado; por ejemplo, si se aprovechan las ofertas de comida y después no se consumen a tiempo, habrá sido un dinero desperdiciado.

7. El derrochador

Es el perfil menos efectivo a la hora de ahorrar. No tiene ningún método y piensa solo en el momento actual. Si para satisfacer sus necesidades tiene que recurrir a un crédito, no lo dudará. Y cuando vencen las deudas, no ha conseguido guardar nada de dinero para hacerles frente.

¿Cómo prefieres conseguir un pequeño ahorro?

Hay muchas formas de iniciarse en el mundo del ahorro, según tu personalidad, tu situación y tus objetivos. ¿Ya sabes con qué método te identificas más?

Esto también te gustará

Ha ocurrido un error, intentalo de nuevo

Pregunta a nuestros expertos

Tus comentarios serán publicados una vez sean validados por nuestro equipo