Qué condiciones exige el subsidio para mayores de 52 años y cómo solicitarlo

La entrada en vigor del Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo, propició que el subsidio para mayores, que hasta ese momento solo podía disfrutarse desde los 55 años en adelante, se rebajase y ahora esté habilitado desde que se cumplen los 52.

Requisitos del subsidio para mayores de 52 años

El solicitante debe cumplir una serie de requisitos, como estar desempleado y estar inscrito como demandante de empleo al menos durante un mes después de que se agote la prestación, haber cotizado por jubilación al menos 15 años y tener 6 años de cotizaciones por desempleo y encontrarse en uno de los siguientes supuestos:

  • Haber agotado, como se ha dicho, la prestación contributiva o el subsidio por desempleo.
  • Ser emigrante que ha retornado a España (debe haber trabajado en el extranjero como mínimo 12 meses en los últimos seis años en países no pertenecientes a la Unión Europea y no tener derecho a prestación contributiva por desempleo).
  • Ser liberado de prisión sin derecho a prestación contributiva por desempleo.
  • Haber sido declarado plenamente capaz o persona con incapacidad permanente parcial como consecuencia de un expediente de revisión por mejoría de una situación de gran invalidez, incapacidad permanente absoluta o incapacidad permanente total para la profesión habitual.
  • Estar en situación legal de desempleo y no tener derecho a prestación contributiva por desempleo, habiendo cotizado por desempleo, al menos, entre 90 y 359 días.

Otras características de la ayuda para mayores de 52 años

  • Su cuantía es del 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), cuya tabla anualizada puede consultarse aquí. Este año está fijada en 430,27 euros mensuales.
  • La base mínima de cotización queda fijada en el 125% (anteriormente era del 100%), que se podrá percibir hasta que se cumpla la edad ordinaria de jubilación si no se encuentra un trabajo.

Novedades y mejoras

Aunque básicamente es similar al anterior subsidio que ya existía, este incorpora algunas novedades que favorecen al receptor, como, por ejemplo:

  • Los beneficiarios podrán cobrar la totalidad de la ayuda aunque hayan trabajado con jornada parcial (previamente, los que accedían esta ayuda desde un cese laboral a tiempo parcial, percibían la cuantía proporcional a la jornada realizada).
  • La duración de la ayuda aumenta hasta la edad legal de jubilación, cuando antes se suprimía en el momento en que el beneficiario alcanzaba los requisitos para acceder a cualquier modalidad de jubilación, lo que solía llevar a pensiones más bajas.
  • Como se ha visto, la edad de acceso se reduce a 52 años y se elimina el que haya que tenerlo en el momento del hecho causante para poder acceder (si se tienen menos años pero desde ese momento está inscrito de manera ininterrumpida como demandante de empleo se podrá solicitar al cumplir los 52).
  • Se incluye la cotización para la jubilación, de modo que las cotizaciones realizadas tendrán efecto tanto para calcular la base reguladora de la pensión de jubilación y porcentaje aplicable a la misma en cualquiera de sus modalidades.
  • Se mantiene, eso sí, el mismo límite de rentas, fijado en el 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), lo que significa que el beneficiario debe acreditar que sus rentas anuales no exceden los 712,50 euros mensuales.

Guía para solicitar la ayuda a mayores de 52 años

Si una persona cumple todos los requisitos debe presentar su correspondiente solicitud acudiendo a la oficina de empleo que le corresponda, a cualquier oficina de registro público o a través de Internet en la página del SEPE.

La documentación que es necesaria para pedir el subsidio es:

  • Modelo oficial de solicitud de subsidio por desempleo debidamente cumplimentado.Acreditar la identidad mediante DNI o pasaporte.
  • Documento bancario que recoja el número de cuenta del futuro beneficiario y donde se ingresará la prestación.
  • Justificante de rentas, solo en el caso de que el SEPE lo solicite, de cara a demostrar que las rentas del solicitante no exceden los 675 euros mensuales.

La documentación puede presentarse durante los 15 días hábiles siguientes tras cumplir el plazo de espera de un mes o bien después de acreditar situación legal de desempleo por haber cesado involuntariamente en un trabajo.

Una vez concedida la prestación, el beneficiario lo recibirá mediante abono bancario entre los días 10 y 15 del mes siguiente al que corresponda el importe.

Ha ocurrido un error, intentalo de nuevo
Pregunta a nuestros expertos

Tus comentarios serán publicados una vez sean validados por nuestro equipo