La regla del 72

En esencia, la regla del 72 es una fórmula financiera que sirve para calcular de manera aproximada el tiempo que tardará una inversión en verse duplicada o, también, cuál es el interés que necesitas para duplicar tu dinero en un tiempo determinado. Aunque los resultados que arroja son aproximados y no exactos, se trata de una herramienta muy útil para hacer estimaciones «al vuelo», puesto que proporciona información de manera rápida.

¿Cómo funciona?

Una de las razones por las que esta regla tiene tanta fama es la facilidad de su uso. A diferencia de otras fórmulas que requieren calculadoras financieras o complejos algoritmos, una simple calculadora de bolsillo bastará para hacer una estimación de lo que queremos saber. Si no te asustan los cálculos mentales, puedes hacerlo incluso sin calculadora. El 72 cuenta, además, con la ventaja de que tiene muchos divisores pequeños que facilitan las operaciones. Es múltiplo de 2, 3, 4, 6, 8, 9 y 12.

Hay que tener en cuenta que esta fórmula sirve para el crecimiento exponencial; es decir, es aplicable para inversiones de interés compuesto, pero no para las de interés simple. Ello significa que, a partir del segundo año, el interés no se calcula sobre la inversión inicial, sino sobre esta más los intereses generados anteriormente. Esto significa que si un interés del 8 % sobre 10.000 € hace que estos se conviertan en 800 € tras el primer año, al finalizar el segundo, este 8 % se aplicará a los 10.800 € y no a los 10.000 € iniciales, con lo que el segundo año terminará con un balance de 11.664 € y no de 11.600 €.

Calcular los años

Como ya se ha dicho, uno de los usos de esta fórmula es calcular el tiempo que tardarás en duplicar tu capital. Naturalmente, el cálculo se realiza sobre un interés fijo.

Para calcular los años que tardarás en duplicar tu capital invertido, basta con dividir el número 72 entre el porcentaje de interés sobre la inversión. Es decir, 72 / porcentaje de interés = años. Como puedes ver, se trata de una fórmula fácil y rápida para hacerte una idea de cuántos años tardarás en doblar tus ahorros.

Calcular el interés

De igual forma, puedes saber qué interés necesita tu inversión para verse duplicada en una cantidad determinada de años. Para ello, tan solo has de dividir 72 entre la cantidad de años en la que esperas duplicar tus ahorros y el resultado será el porcentaje que vas a necesitar para conseguir doblar tu dinero en ese tiempo. O sea, 72 / años = porcentaje de interés.

Ejemplos

Para verlo de forma más clara, veamos el siguiente ejemplo:

Imagina que tienes ahorrados 5.000 € y quieres saber cuánto tiempo tardarás en convertirlos en 10.000 €. Has decidido invertirlos con un porcentaje anual del 6 %, por lo que sencillamente has de dividir 72 entre 6. En este caso, tu inversión tardará 12 años en doblarse.

Por otro lado, es posible que quieras saber qué interés necesitas para doblar tus 5.000 € en 8 años. Para ello, divide 72 entre 8 y verás que necesitas un interés del 9 %.

Importante: es estimativa

Aunque esta fórmula nos ofrece respuestas rápidas, hay que tener en mente que los resultados que proporciona son someros. Tanto los años como los intereses son estimativos y resultan muy útiles para hacer estimaciones rápidas, sobre la marcha, pero no son exactos.

Para resultados más precisos, existen otras fórmulas que incluyen cálculos más complicados pero que, precisamente por eso, precisan de herramientas sofisticadas para calcularlos.

Por poner un ejemplo, si quisieras invertir 1.000 € con un interés del 8 % anual, la regla del 72 devuelve 72 / 8 = 9 años para que la inversión valga 2.000 €. En realidad, un cálculo más exacto emplearía la siguiente fórmula: ln(2) / ln(1 + 0,08), que arroja el resultado de 9,00647 años. Como se puede ver, el resultado entre ambas fórmulas es muy cercano, pero no exactamente igual.

Trabajador utilizando la regla del 72 para sus inversiones

Otros factores a considerar

Además de su resultado aproximado, hay que tener en cuenta que, a medida que pasa el tiempo, hay que contar con otros factores que afectarán inevitablemente a las estimaciones previstas.

Inflación

La inflación surge del desequilibrio existente entre la oferta y la demanda. Este produce un aumento de los precios para la mayor parte de productos y servicios disponibles en el mercado, lo que se traduce en una devaluación del valor del dinero.

Por eso hay que tener en cuenta que el valor real de 1.000 euros en el año 2020 no es el mismo que tendrán esos 1.000 euros en el año 2030. Es más, si la inflación supera el porcentaje de interés de tu inversión, aunque no estés perdiendo dinero, sí estarás perdiendo poder adquisitivo, que es al fin y al cabo lo que importa.

Impuestos

También hay que tener en cuenta que no todos los beneficios se añadirán enteramente a la suma invertida. Los impuestos restarán una parte de las ganancias y el interés se aplicará al capital después de impuestos.

Tasas no habituales

Otro aspecto que hay que tener en cuenta es que este sistema funciona razonablemente bien para casos en los que el retorno gira en torno a la normalidad, lo que se entiende como un interés de entre el 6 % y el 10 % aproximadamente. En los casos de tasas más altas, por ejemplo de un 20 %, es más conveniente usar un numerador como el 76. Del mismo modo, será conveniente usar un numerador menor para tasas inferiores al 6 %.

Un dato curioso

Aunque circula el mito de que esta regla fue descubierta por el físico Albert Einstein, lo cierto es que fue citada por primera vez en la obra Summa de arithmetica, geometria, proportioni et proportionalita, una guía de aritmética, álgebra, geometría, contabilidad, pesas y medidas, publicada en el año 1494 y escrita por el fraile italiano Luca Pacioli.

Conclusión

Como se ha podido ver, la regla del 72 es una forma rápida y fácil de estimar la rentabilidad que puede darte tu dinero. Visita el resto de nuestro contenido para aprender más sobre cómo sacar el mayor provecho a tus ahorros.

Ha ocurrido un error, intentalo de nuevo
Pregunta a nuestros expertos

Tus comentarios serán publicados una vez sean validados por nuestro equipo