Pesca sostenible: ¿por qué es importante?

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) afirma que cumplir los principios de la pesca sostenible es primordial para garantizar la supervivencia de las especies y la actividad pesquera del futuro, pero también para conseguir otros beneficios relacionados con la sostenibilidad y el medio ambiente.

Muchas veces tendemos a pensar que estos cambios únicamente son posibles cuando las grandes empresas y superficies adoptan cambios orientados a la sostenibilidad, pero el cambio debe empezar en nuestros hogares. Pequeños gestos como fijarnos bien en el origen de los alimentos que consumimos pueden tener un efecto más importante del que creemos.

La sobreexplotación de los mares y océanos nos está dejando sin peces. El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) afirma que, desde el año 1950, hemos extraído de los mares casi 6.000 millones de toneladas de pescado. Esto convierte a la industria pesquera en la principal y más importante amenaza para la fauna marina. Una de las principales (y peores) consecuencias negativas de la sobrepesca es la pérdida de la biodiversidad marina, además del despilfarro de producto y el mayor impacto en el medio ambiente.

Ventajas de la pesca sostenible

La pesca sostenible incluye métodos más artesanales y a menor escala y, por lo tanto, tiene beneficios medioambientales, sociales y económicos. A continuación os quiero explicar todas las consecuencias positivas y ventajas que tiene la pesca sostenible:

1. Protege la fauna marina

Este es sin duda el punto más importante, ya que la pesca sostenible se adapta al ritmo reproductivo de los peces. De esta manera, garantiza la supervivencia de todas las especies, mantiene su equilibrio y respeta los ecosistemas marinos.

2. Utiliza métodos selectivos

A diferencia de la pesca destructiva, que utiliza métodos agresivos como la pesca de arrastre, la pesca sostenible está en contra de la captura indiscriminada de especies amenazadas, peces que aún no han desarrollado su crecimiento o peces que no tienen valor comercial.

3. Evita el despilfarro y la sobreexplotación

Esta práctica pesquera hace todo lo posible para evitar cualquier tipo de despilfarro de peces. Por ejemplo, con el fin de minimizar este desperdicio se pueden elaborar harinas o comida para otras especies. La pesca destructiva, en cambio, realiza capturas indiscriminadas, priorizando la productividad frente a la sostenibilidad. Se calcula que se aprovecha únicamente el 60 % de la captura, mientras que el 40 % restante se pierde.

4. Es más responsable y genera empleos

La pesca artesanal sostenible es la base de desarrollo de las pequeñas comunidades de pescadores, en las que se emplean técnicas más tradicionales en vez de grandes maquinarias, que son menos selectivas en la pesca.

5. Reduce la contaminación

Este tipo de pesca es mucho más sostenible porque minimiza el consumo de energía y, por lo tanto, el impacto en la capa de ozono es mucho menor. Además, tampoco se usan productos químicos que dañan las aguas de los mares y el medio ambiente. Por el contrario, la pesca destructiva emplea gases contaminantes como los clorofluorocarbonos.

6. Las capturas son certificadas en sostenibilidad

Cada año se pescan más de 26 millones de toneladas de especies de manera totalmente ilegal. Con la pesca sostenible se certifica la sostenibilidad con sellos internacionales como el Estándar de MSC (Marine Stewardship Council), que determinan que la pesca se ha gestionado de forma adecuada. De esta manera, además, se facilita siempre el origen de todo el pescado desde el punto de captura hasta el punto de venta.

¿Cómo puedo identificar el pescado sostenible?

Principalmente hay dos maneras de identificar el pescado sostenible. La primera de ellas es comprar en pescaderías locales, en las que se nos informa directamente del origen local del pescado, ya que suele provenir de lonjas de proximidad.

Pescado comprado en pescadería local y sostenible

Por otro lado, y seguramente la más común para todos, ya que es la manera de identificar el pescado sostenible en grandes superficies y supermercados, hay que buscar el sello azul de MSC (Marine Stewardship Council). Cada vez son más los distribuidores, restaurantes y tiendas que venden estos productos certificados.

Ha ocurrido un error, intentalo de nuevo
Pregunta a nuestros expertos

Tus comentarios serán publicados una vez sean validados por nuestro equipo