Todo lo que debes saber sobre tu perfil de riesgo a la hora de ahorrar

¿Cuál es mi perfil de riesgo? Y, en función de cuál sea, ¿cómo afectará a mi forma de ahorrar o de invertir para el futuro? Aquí leerás todo lo que necesitas saber sobre este tema.

Haz tu simulación: ¿Quieres saber cuánto cobrarás cuando te jubiles?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que el grado de riesgosidad que adoptemos determinará cómo será nuestro ahorro. ¿Qué quiere decir esto? A grandes rasgos, que si queremos ahorrar mucho en poco tiempo, nuestro perfil de riesgo deberá ser elevado, y si queremos ahorrar poco a poco durante mucho tiempo, puede ser más moderado. “A menudo nos preguntamos cuál es nuestro perfil de riesgo, cuando deberíamos preguntarnos cuál es la expectativa de ahorro que tenemos y cuánto queremos ahorrar”, señala sobre esta cuestión Laura Rodríguez, formadora de Canales de VidaCaixa.

O, dicho en otros términos, debemos tener claras nuestras expectativas de vida para planificar un ahorro que vaya acorde con ellas. El esfuerzo de ahorro será mayor o menor en función del nivel de vida que cada uno proyecte para su futuro.

Podemos establecer tres categorías de perfil de riesgo, según la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores):

  1. Perfil de riesgo bajo: Exposición mínima al riesgo. Para las personas con una política de inversión que tiene como objetivo la preservación del capital. Poca probabilidad de una rentabilidad negativa.
  2. Perfil de riesgo medio: Están dispuestos a asumir determinados niveles de pérdidas, a cambio de la posibilidad de obtener cierta rentabilidad. Parte renta fija, parte renta variable.
  3. Perfil de riesgo alto: Las expectativas de rentabilidad son elevadas y están dispuestos a aceptar fuertes pérdidas de capital. Inversión en renta variable en todo tipo de sectores y países.

La formadora de canales de VidaCaixa explica estas categorías con otras palabras: “Si queremos ahorrar poco deberemos invertir más riesgosamente, es decir, en renta variable. Si por el contrario queremos ahorrar mucho, somos hormiguitas, podremos ser mucho más conservadores o moderados en el riesgo. Éste es nuestro perfil de riesgo”, señala. “El ahorro, si no duele, no es ahorro”, concluye Rodríguez.

Cuando pensamos en determinar cuál debe ser nuestro perfil de riesgo en el ahorro se nos plantean varias cuestiones. Qué debemos tener en cuenta a la hora de invertir es una de ellas. Enric Fernández, Director Corporativo de Planificación Estratégica y Estudios de CaixaBank, lo explica en este vídeo:

Otro de los interrogantes que hay sobre la mesa cuando se trata de ahorro es si debemos inclinarnos por la renta fija o la variable. También en esta ocasión Fernández responde:

Por último, muchos se preguntan cuánto dinero se va a necesitar para complementar la pensión pública de jubilación y qué herramientas tengo a mi disposición para aumentar los ahorros destinados a cubrir mi etapa vital tras finalizar mi vida profesional.

Es importante tomar las decisiones estratégicas adecuadas cuando planeamos nuestro futuro. El sistema público de pensiones en España muestra signos preocupantes que invitan a pensar que la pensión que proporcionará el Estado no será suficiente para la vida a la que uno presumiblemente aspira y, por esta razón, se hace necesario saber cuánto dinero va a cobrar uno cuando se jubile. Actualmente existe una herramienta que, en función de una serie de sencillas respuestas, proporciona una estimación de lo que será nuestro futuro en materia económica una vez nos hayamos jubilado.

A través de los ingresos previstos una vez jubilados y los ingresos actuales, el simulador de jubilación determina cuál es la diferencia entre unos y otros, teniendo en cuenta nuestras aspiraciones vitales. En cuatro sencillos pasos podremos conocer cuál será nuestro nivel de ingresos cuando nos jubilemos y si van a ser necesarios más o menos ahorros para complementar la pensión pública de jubilación. O, dicho en otros términos, si nos va a faltar o no dinero para mantener el nivel de vida al que aspiramos cuando nos retiremos.

Una vez conozcamos el resultado de la operación que realiza el simulador de jubilación podemos repensar la estrategia a seguir de cara al ahorro para cuando finalice nuestra etapa laboral. Existen varias herramientas de ahorro que nos ayudarán a complementar la pensión pública de jubilación en el futuro. ¿Cuáles son? El plan de pensiones, el plan individual de ahorro sistemático (PIAS) y el seguro de ahorro individual a largo plazo (SIALP). Todas ellas cuentan con importantes ventajas fiscales.

Lee también: Todo lo que debes saber sobre la jubilación en España

Muchos se preguntan cuántos años se deben cubrir para poder estar tranquilos durante la jubilación. Lo cierto es que los principales indicadores muestran que la esperanza de vida en España, en paralelo con el resto de países industrializados, es cada vez mayor. Actualmente este indicador se sitúa en los 82 años y los expertos vaticinan que aumente cada año en cuatro meses más.

Estas cifras nos pueden dar una cierta idea de los años por los que debemos ahorrar. De hecho, como indicó recientemente la Ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, “vamos a pasar más tiempo jubilados que siendo adolescentes”. Si vamos a jubilarnos a los 67 años, edad obligatoria a partir de 2027, y la esperanza de vida ha aumentado hasta los 86 años, son 19 años teóricos los que hay que tener cubiertos con los ahorros generados durante nuestra etapa laboral.

Esto también te gustará

Ha ocurrido un error, intentalo de nuevo

Pregunta a nuestros expertos

Tus comentarios serán publicados una vez sean validados por nuestro equipo