¿Cómo me quedará la pensión si trabajo en otro país?

Muchos españoles trabajan hoy fuera del país. La globalización ha provocado un aumento notable de la movilidad laboral y la recesión ha hecho que otros tantos busquen una oportunidad en el extranjero. Ante esta circunstancia, los expatriados españoles, más de 2,3 millones a principios de 2016, se preguntan cómo quedará su pensión cuando llegue el momento de la jubilación. Aquí encontrarán todas las respuestas.

Haz tu simulación: ¿Quieres saber cuánto cobrarás cuando te jubiles?

Lo primero que uno debe tener en cuenta a efectos de cobrar una pensión pública en un futuro es que, por norma general, se cotiza en el país en el que se trabaja. Es decir, si el contrato está hecho en Francia, es en el país galo donde se generarán los derechos futuros para la jubilación.

Llegados a este punto hay que hacer una serie de consideraciones. Por un lado, hay que saber que España cuenta con convenios de bilateralidad con todos los países de la Unión Europea, con muchos de América, pero con muy pocos en Asia o África. Consulta aquí los convenios internacionales con la Seguridad Social.

Si existe un convenio de bilateralidad, ningún problema: la Seguridad Social reconocerá los años trabajados en tal o cual país sin problema. Es decir, teniendo en cuenta que se necesita un mínimo de 15 años para generar derecho a pensión, si una persona ha trabajado 5 años en Alemania y 11 en España se le contarán 16 años trabajados para calcular su pensión. Por el contrario, en el caso de China, por ejemplo, sin convenio de bilateralidad con España, si la misma persona hubiera estado esos cinco años en Pekín en lugar de en Berlín, la Seguridad Social sólo le contaría 11 años trabajados, con lo que no tendría derecho a pensión.


EmigracionUECAST

Hay que tener en cuenta que en estos casos se cuentan los años cotizados, pero no los salarios que se han cobrado en el extranjero, para determinar la pensión a cobrar. Por ejemplo, la Seguridad Social calcula la prestación de un español que trabaja en Francia sobre el total de periodos cotizados. Dicho en otros términos, el cálculo se hace en función de los años trabajados en España y en Francia. Lo que hace la Administración española es sumar los años trabajados en España y Francia y prorratea la pensión únicamente en base al tiempo cotizado en España. La Seguridad Social gala hará lo propio y el trabajador cobrará una prestación por cada país en el que ha ejercido profesionalmente.

Una consideración más: sólo se puede solicitar la pensión en el país de residencia si se cumple la edad de jubilación fijada por ley.

Es una preocupación compartida por expatriados y aquellos que siempre han residido en España conocer qué van a cobrar de pensión cuando se jubilen.

Es por ello que se ha puesto en funcionamiento un simulador de jubilación, una herramienta on line de fácil uso que ayudará a muchos a conocer en qué situación se encuentran en la actualidad para poder preparar su futuro con garantías. La calculadora establece, en función de diferentes variables que aporta el mismo usuario, una estimación aproximada del dinero que necesita para cobrar una pensión que le permita vivir como tiene planeado. Sin duda es un ejercicio necesario por si se requiere replantear estrategias para preparar la jubilación adecuadamente.

Es aquí donde herramientas de ahorro a largo plazo juegan un papel fundamental. Los planes de pensiones, los planes individuales de ahorro sistemático (PIAS) y el seguro individual de ahorro a largo plazo (SIALP) son productos que permiten complementar con garantías la pensión pública de jubilación.

¿Qué es lo que debo saber de un plan de pensiones? Básicamente que se trata de un producto financiero pensado para el ahorro a largo plazo cuyo principal atractivo son sus interesantes ventajas fiscales. Todo lo que se aporta en el producto, limitado a 8.000 euros anuales o el 30% de las rentas totales del trabajo, se puede deducir en la declaración de la Renta.

El ventajoso tratamiento fiscal del PIAS es también el aspecto más atractivo de esta herramienta de ahorro a largo plazo. Si se rescata en forma de renta vitalicia, el dinero que se ha ido aportando con los años queda exento de impuestos. El producto está limitado también a 8.000 euros anuales y lo máximo que se puede aportar son 240.000 euros en toda la vida del producto.

Lee también: Las claves sobre las edades de jubilación en Europa y España

Por último, cabe señalar que los rendimientos del SIALP no tributan, siempre y cuando se mantenga al menos durante un lustro la inversión y se abonen menos de 5.000 euros por persona y año.

Esto también te gustará

¿Tienes alguna duda?

J
Jonay

Hola, enhorabuena por el articulo.
La duda q se me genera es, ¿si he cotizado unos años en inglaterra, y el resto en españa, cobraré entonces 2 pensiones? Una por cada pais. Gracias de antemano.

Vidacaixa

Hola Jonay. Dado que se trata de una situación muy concreta, nuestra recomendación es que contactes directamente con la Seguridad Social. No obstante, te remitimos los contenidos que este organismo tiene actualmente publicados en su web al respecto.

Ha ocurrido un error, intentalo de nuevo

Pregunta a nuestros expertos

Tus comentarios serán publicados una vez sean validados por nuestro equipo