Qué son los paneles solares: consumo y producción

Si te preguntas qué son los paneles solares, esta es la respuesta: dispositivos que convierten la radiación solar en electricidad. Tras aclarar este concepto, ya puedes avanzar en el conocimiento de estos equipos y plantearte, por ejemplo, para qué sirven o de qué están hechos.

¿Para qué sirven los paneles solares?

Las energías renovables han dejado de ser una moda para convertirse en una realidad con futuro. Ante la contaminación exponencial y la progresiva desaparición de las reservas mundiales de combustibles fósiles, la energía solar se presenta como una de las alternativas más accesibles, fiables y solventes de que disponemos.

La esencia de esta transformación radica, precisamente, en los paneles solares, los cuales también reciben la denominación de placas solares fotovoltaicas. Pero, ¿para qué sirven los paneles solares? Para obtener electricidad a partir de la energía solar.

¿Y cómo lo hacen? Permitiendo que las partículas de luz solar llamadas fotones choquen con electrones libres de átomos. Como consecuencia de ello, se genera un flujo eléctrico acorde con nuestros intereses.

¿Sabías que tu ahorro también puede ser responsable?

¿De qué están hechos los paneles solares?

Para saber de qué están hechos los paneles solares, tenemos que hacer referencia a las células fotovoltaicas. Es decir, una gran cantidad de pequeñas unidades dotadas de una enorme capacidad conversora de energía.

Vamos a profundizar un poco más. Cada una de estas células fotovoltaicas incluye sendas piezas de material semiconductor. El más frecuente es el silicio, aunque también puedes encontrar arseniuro de galio. Otro factor importante a valorar es si se trata de paneles monocristalinos (más puros y eficientes), policristalinos o de película delgada.

Funcionamiento y utilidad de los paneles solares

Hoy en día, solemos encontrar instalaciones de paneles solares para autoconsumo, aunque también existen otras de mayor capacidad capaces de abastecer a grandes comunidades o incluso de almacenar y distribuir esa energía generada a otros destinatarios alejados.

¿Te gustaría instalar placas solares en tu vivienda habitual, tu segunda residencia, tu empresa o tu comercio? Por lo general, no es una mala idea. A medio y largo plazo, la inversión queda amortizada y te beneficias de jugosos ahorros energéticos al contar con un aprovisionamiento de electricidad completamente autónomo. Lo cierto es que puedes llegar a reducir hasta un 60% tu factura eléctrica.

Debes tener en cuenta, eso sí, la normativa de tu país y de tu comunidad, ya que puedes encontrarte con ciertas restricciones para su instalación y mantenimiento.

Cuántos kWh produce un panel solar

Si te estás preguntando cuántos kWh produce un panel solar, la respuesta es contundente e infalible: depende.

En realidad, la cuestión no es tanto cuántos paneles solares necesito para generar 1 kW o cuántos paneles solares necesito para generar 5 kW, sino qué debo hacer para optimizar al máximo la eficiencia de mi sistema de placas solares.

Cuántos paneles solares necesito para una casa

Para responder a la cuestión relacionada con cuántos paneles solares necesito para una casa, debes tener en cuenta diferentes aspectos. Entre los factores propios del panel, podemos destacar los siguientes:

  • Temperatura de funcionamiento. Es decir, cuánto se calientan el equipo y sus elementos bajo ese sol achicharrador que, ojalá, sea el máximo posible. ¡Es lo que precisamos! Con todo, es importante que el equipo esté bien preparado para disminuir su temperatura en acción. Los hay de muchos tipos: aire acondicionado, enfriamiento por agua, por inmersión líquida o por chorros, refrigeración termoeléctrica o del tubo del calor, microcanales, etcétera.
  • Efecto de la reflexión y de la suciedad. No toda la luz solar que llega a la superficie de los paneles alcanza las células fotovoltaicas. Estas fugas, a menudo, son consecuencia de la suciedad acumulada en el equipo. Por tanto, el mantenimiento y la limpieza de las placas resultan fundamentales.

En cuanto a los factores externos al panel, tienes que valorar estos aspectos:

  • Variaciones climáticas. Los efectos de la radiación solar y de la temperatura ambiental no siempre son idénticos. Aunque hagas cálculos con históricos suficientemente representativos, las fluctuaciones son constantes y afectan a los resultados finales de energía generada. Para compensar esta realidad, se instalan los denominados seguidores solares, los cuales incluyen técnicas de rastreo y automovimiento para conseguir que las placas siempre estén orientadas hacia el punto de máxima potencia solar.
  • Ángulo de inclinación. Incide considerablemente en la recepción y el aprovechamiento total de la energía solar. Se puede compensar con sistemas de seguimiento que varían su inclinación según donde esté el sol.
  • Sombreado de la superficie del panel. Las zonas de sombra, lógicamente, no reciben energía solar. Por eso es fundamental evitarlas y compensarlas con la tecnología adecuada.

Algunas referencias válidas

Debes saber que otras circunstancias, como el tamaño del panel, su calidad y su excelencia tecnológica, también influyen en la generación final de energía eléctrica.

Sin embargo, puedes tomar como punto de partida que, para abastecer con 5 kW una vivienda, necesitarás disponer de 20 placas de 250 W o de 16 de 300 W.

Como promedio, puedes considerar que cada panel fotovoltaico te reportará entre 70 y 250 vatios de potencia por cada metro cuadrado. De tal forma que una familia base de 4 personas con un consumo anual promedio de 3.000 kW necesitará:

  • entre 20 y 25 metros cuadrados en paneles monocristalinos;
  • entre 23 y 32 metros cuadrados en paneles policristalinos;
  • entre 33 y 40 metros cuadrados en paneles de película delgada.

En cualquier caso, son cifras orientativas que, como te hemos adelantado, se ven afectadas por múltiples factores.

¿Es fácil instalarlos?

Ahora que sabes cómo funcionan los paneles solares, tal vez te interese conocer la forma de instalarlos. ¿Es complicado? ¿En cuánto tiempo puede llevarse a cabo esta tarea?

Puedes elegir entre ubicarlos en algunos tipos de tejados o en bastidores independientes. De todas formas, conviene contar con una empresa especializada. Sabrá cómo instalar los paneles solares de la forma adecuada y se encargará de solicitar los permisos necesarios.

A continuación, se establece el mejor emplazamiento en términos de eficiencia energética y máxima influencia solar. Seguidamente, se instalan y se conectan los equipos. Lo normal es concluir el trabajo en uno o dos días.

Definitivamente, ya conoces qué son los paneles solares. ¿Te estás planteando incorporarlos a tu vida empresarial o doméstica?

Ha ocurrido un error, intentalo de nuevo
Pregunta a nuestros expertos

Tus comentarios serán publicados una vez sean validados por nuestro equipo