Los mejores productos de proximidad de España

Estamos ya acostumbrados a tener todo tipo de verduras, frutas, carnes y pescados disponibles en las grandes cadenas de supermercados los 365 días del año. Ya no es extraño encontrar productos que no son de temporada, como fresas en pleno invierno o kiwis antes del verano, y esto, aunque sea muy conveniente para el comprador, implica unos costes, un transporte y una contaminación que no favorecen el futuro sostenible.

Enero es el mes idóneo para los aguacates, los kiwis, las acelgas, los limones o las naranjas, mientras que productos como las zanahorias, la remolacha o el brócoli están ya fuera de temporada. Es prácticamente imposible que nosotros como compradores conozcamos las temporadas de cada producto, pero sí es fácil leer la información de cada uno de ellos para saber lo que estamos comprando y de dónde procede.

Se considera que un producto es de proximidad cuando se ha producido y consumido en un radio no superior a los 100 kilómetros. Son productos de temporada y, además, productos ecológicos, ya que se ciñen a unas normas que garantizan que son alimentos naturales y a los que no se les ha añadido productos químicos. Además, al ser cercanos, la contaminación en el transporte y los residuos de embalaje son mínimos.

España posee una riqueza y variedad gastronómica enorme, reconocida a nivel mundial. Dependiendo de la zona en la que estemos y sus características geográficas y meteorológicas, los productos autóctonos pueden variar mucho. La gran variedad de climas de la zona tiene como denominador común las bajas temperaturas en invierno y las altas temperaturas en verano, que dan como resultado las frutas más dulces de toda Europa.

LITORAL MEDITERRÁNEO

La dieta mediterránea se concibe como una de las formas de alimentación más sanas y saludables del mundo, ya que está basada en el menor consumo de carnes y azúcares y favorece el consumo de alimentos como las verduras, las legumbres, la fruta de todo tipo, los cereales, frutos secos, pescados y el aceite de oliva virgen extra. Algunos de los productos que podemos encontrar en la zona mediterránea de la Península son frutas y hortalizas como naranjas, limones, melones, peras, cebollas, lechugas o tomates; granos como arroz; carnes como la porcina o de aves, y pescados como las sardinas.

Cataluña produce más del 50% de la manzana y la pera del Estado español. Respecto a Europa, es la segunda zona productora de pera, con un 13% del total. Una de cada dos peras que se producen en España proceden de Lleida, donde, gracias a su proximidad al litoral mediterráneo, la orografía de su tierra y el estrés térmico al que está sometida, se produce un fruto que tiene una riqueza dulce y un color verde cálido. En las zonas del sur de Cataluña y la Comunidad Valenciana se concentran las mayores producciones de arroz del país, con más de 300 toneladas anuales, mientras que en Murcia, conocida como una de las huertas más importantes de Europa, encontramos un sinfín de variedades como tomates, brócolis, melones, alcachofas, calabacines…

ZONA NORTE

Las condiciones de la costa gallega, que alterna los acantilados más altos de Europa con las aguas plácidas de las rías, se unen a la riqueza en nutrientes que atesora el océano Atlántico en esas latitudes. Todo ello conforma un ecosistema único que ha convertido la zona en una de las mayores productoras de pescados y mariscos como pulpos, centollos, langostas, navajas, berberechos, sepias… Por poner un ejemplo, Galicia es el tercer país a nivel mundial que más mejillones produce cada año.

ANDALUCÍA E INTERIOR

La región andaluza ha sido, durante siglos, tierra de olivos. Se cultivan muchas variedades con características únicas en sabor, aroma y color, con los que se producen algunos de los mejores aceites de oliva del mundo.
Andalucía posee también una riqueza hortofrutícola que se distribuye a lo largo de todo su territorio, produciendo hortalizas como los espárragos, el tomate, las fresas (Huelva es el segundo núcleo mundial de producción de fresas, solo por detrás de California), melocotones y cultivos subtropicales como las chirimoyas y los aguacates en las costas de Granada y Málaga.

La climatología y las condiciones de los suelos del interior de la Península garantizan la calidad óptima de algunas hortalizas como la patata, la zanahoria, el ajo, la cebolla o el puerro.

 

Esto también te gustará

Ha ocurrido un error, intentalo de nuevo

Pregunta a nuestros expertos

Tus comentarios serán publicados una vez sean validados por nuestro equipo