Luz y taquígrafos para planificar la jubilación

Una decisión meditada. Una decisión formada. Planear la jubilación lleva tiempo y exige contar con información. Por esta razón, resulta esencial que los ciudadanos tengan una idea de a cuánto ascenderá su pensión pública el día de mañana. Sólo así sabrán si será suficiente para mantener su actual nivel de vida o si, por el contrario, deben buscar otras fuentes de ingresos. Es decir, estar informado les dará una idea de por qué conviene ahorrar hoy.

El Gobierno español se ha comprometido a remitir a los trabajadores un documento informándoles sobre sus futuros ingresos cuando dejen de estar en activo. El llamado “sobre naranja –pues de ese color es el envoltorio sobre la pensión que remite Suecia a sus ciudadanos– se enviará aquí con carácter anual y, en un principio, a los mayores de 50 años.

Pilar González de Frutos, presidenta de UNESPA, destacaba recientemente la conveniencia de que la ciudadanía disponga de esta información procedente de la Seguridad Social. “Hasta que no veamos las cifras y los datos sobre el papel, no seremos conscientes de cuál será nuestra pensión, por lo que hasta entonces no tomaremos decisiones justificadas”, explicó en una entrevista reciente a Efe.

La exigencia sobre información también se aplicará a los gestores del ahorro privado. Por eso, las gestoras de fondos de pensiones, las aseguradoras y las mutualidades de previsión social, deberán facilitar a sus partícipes, clientes y mutualistas documentos similares al que entregará la Seguridad Social donde detallarán la cuantía de los derechos consolidados por cada ciudadano.

La presidenta de la Asociación Empresarial del Seguro también considera esencial que el ahorro previsión disponga de un tratamiento fiscal diferenciado. Precisamente, el Ministerio de Economía elaboró el pasado año, a través de la Dirección General de Seguros, un informe sobre vías para fomentar la Previsión Social Complementaria (PSC) en España. Este trabajo propone medidas para favorecer el desarrollo de un ahorro tanto en el ámbito de la empresa (el llamado II Pilar) como por parte de los particulares (III Pilar).

A raíz de la reforma de las pensiones y ante los cambios que quedan por delante, UNESPA remitió una misiva a finales de enero a los integrantes de la Comisión Parlamentaria del Pacto de Toledo recordándoles la importancia de construir hoy un sólido entramado de ahorro complementario para el retiro. “Si bien es verdad que algunos grupos políticos han contestado, el objetivo [de la carta] no era que me respondieran sino suscitar ese debate”, ha explicado González de Frutos.

Para más información: https://www.vidacaixa.es/es/

Ha ocurrido un error, intentalo de nuevo
Pregunta a nuestros expertos

Tus comentarios serán publicados una vez sean validados por nuestro equipo