Jubilación a los 63 años. ¿Cómo y cuándo puedo solicitarla?

Aunque la edad legal para jubilarse en España va paulatinamente retrasándose, también es posible adelantarla, aunque para hacerlo se debe aplicar un coeficiente reductor que penaliza la cuantía final a percibir. Tras los recientes cambios de cara a garantizar la viabilidad del sistema de pensiones español, la edad de jubilación queda fijada como norma general en los 65 años y 10 meses para los trabajadores que no hayan alcanzado con anterioridad los 38 años y seis meses de cotización.

Requisitos y penalizaciones para jubilarse a los 63 años

Actualmente, la legislación permite a los empleados poder jubilarse anticipadamente de manera voluntaria con una edad mínima de 63 años, si bien deben cumplir también los requisitos de estar dados de alta como trabajadores y acreditar un período de cotización de, al menos, 35 años.

Coeficientes reductores

El coeficiente reductor es el porcentaje que se resta a la pensión por el hecho de querer recibirla de manera anticipada.

Así pues, para quién quier jubilarse de forma anticipada, se calculará la cuantía total de su pensión, aplicando el coeficiente reductor en base al número de trimestres o fracciones de trimestres que le falten a la persona para cumplir la edad legal de jubilación.

Por norma general, estos porcentajes van desde un 2% trimestral para los períodos de cotización inferiores a los 38 años y seis meses; un 1,875% para una cotización igual o superior a los 38 años y seis meses pero inferior a los 41 años y seis meses; un 1,750% para una cotización igual o superior a 41 años y seis meses pero inferior a los 44 años y seis meses, y un 1,625% para una cotización igual o superior a 44 años y seis meses.

Herramientas para compensar

A pesar de esta reducción en la cuantía final de la pensión a percibir, los cotizantes cuentan con dos herramientas con las que poder compensar esta pérdida de remuneración:

  • Si han ahorrado a lo largo de su vida, es probable que cuenten con un colchón financiero lo suficientemente holgado para satisfacer sus necesidades. En este sentido, el soporte de un asesor financiero profesional para establecer objetivos financieros y vitales en el largo plazo es clave.
  • Por otro lado, existen productos financieros de previsión y de ahorro pensados para ser utilizados llegada la edad de jubilación. El caso más arquetípico es, posiblemente, el de los planes de pensiones. Una de sus principales ventajas es la deducción de hasta 8.000 euros en la base imponible del IRPF por la cantidad que hayamos aportado. Dicha cantidad podrá reducirse en el caso de que cobremos menos (el 30% de todos los rendimientos del trabajo) o ampliarse a otros 2.500 euros más aportados al cónyuge si éste no gana más de 8.000 euros.

Jubilación anticipada voluntaria para autónomos a los 63 años

Los autónomos también pueden jubilarse anticipadamente, acogiéndose a las condiciones de la jubilación anticipada voluntaria, lo que significa que deben tener una edad como máximo dos años inferior a la edad legal en cada momento y un mínimo de 35 años de cotización, siendo el coeficiente reductor anual de hasta el 8% por cada año anticipado, según las circunstancias. Según la ley, “el importe de la pensión a percibir ha de resultar superior a la cuantía de la pensión mínima que correspondería al interesado por su situación familiar al cumplimiento de los 65 años de edad. En caso contrario, no se podrá acceder a esta fórmula de jubilación anticipada”.

En la actualidad, solo está permitida la jubilación anticipada voluntaria para los trabajadores por cuenta propia a partir de los 63 años en 2013 y, de forma progresiva, hasta los 65 años en 2027, y con, al menos, 35 años cotizados. Pero no existe la opción para este colectivo de la jubilación anticipada forzosa (debido a despidos o situaciones similares) o por situación de crisis, sí reconocidas para el régimen general.

Coeficientes reductores para autónomos

Los coeficientes reductores sobre la pensión para los autónomos que decidan jubilarse anticipadamente de manera voluntaria serán del 8% (por año adelantado de jubilación) con hasta 38 años y seis meses cotizados; del 7,5% para quienes hayan cotizado entre 38 años y seis meses y menos de 41 años y seis meses; del 6,8% para los que estén entre 41 años y seis meses cotizados y menos de 44 años y seis meses, y del 6,5% para quienes hayan cotizado igual o más de 44 años y seis meses.

¿Los funcionarios pueden solicitar la jubilación a los 63 años?

Dentro de los funcionarios existen dos clases, según el Régimen de Seguridad Social que se les aplique:

  • Los del Régimen de Clases Pasivas. Como norma general, pueden jubilarse voluntariamente al cumplir los 60 años, siempre que tengan reconocidos 30 de servicios al Estado, efectuando la solicitud con tres meses de antelación. Si para completar esos 30 años hubieran de computarse cotizaciones a otros regímenes de protección social, se requerirá que los últimos cinco de servicios computables para la determinación de la pensión de jubilación estén cubiertos en el Régimen de Clases Pasivas del Estado. Este requisito no es aplicable a los funcionarios de la Administración del Estado en servicio activo, servicios especiales, excedencia por cuidado de familiares y excedencia por razón de violencia de género que cambien de régimen de protección social. A esta modalidad no se le aplica coeficiente reductor de la pensión, aunque existe una tabla de porcentajes a aplicar, en función de los años de servicios reconocidos.
  • Los del Régimen General. Como requisitos, deben cumplir que la edad de acceso no puede ser inferior en 2 años a la establecida con carácter general, en función del período de cotización acreditado y el ejercicio del hecho causante de la pensión; y, en cuanto a las condiciones particulares de acceso, son 35 años de cotización y, al menos, 2 de estos años deben estar incluidos dentro de los 15 años anteriores al hecho causante. La cuantía de la pensión se reduce mediante la aplicación de un porcentaje por cada trimestre o fracción del mismo en que se anticipe el acceso a la pensión, respecto de la edad ordinaria, variando este porcentaje en función del período de cotización acreditado.
Ha ocurrido un error, intentalo de nuevo
Pregunta a nuestros expertos

Tus comentarios serán publicados una vez sean validados por nuestro equipo