¿A qué grupo de cotización perteneces?

El grupo de cotización determina el nivel de contribución que realiza la empresa a la Seguridad Social dependiendo del trabajador contratado. En función de la categoría se tendrá derecho a unas bonificaciones o a otras. Aquí te vamos a dar los detalles.

Haz tu simulación: ¿Quieres saber cuánto cobrarás cuando te jubiles?

Los tipos de bajas, el acceso a la prestación por desempleo u otras coberturas vienen fijadas por las contribuciones que realiza una empresa al sistema público. El nivel de las contribuciones depende del grupo de cotización de cada empleado.

Asalariados

Los trabajadores asalariados, los que trabajan para una empresa, son los más comunes y están adscritos al Régimen General de la Seguridad Social. Por el contrario, los autónomos están integrados en el Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos.

En el caso de los asalariados, no importa el tipo de contrato para que la empresa realice las contribuciones a la Seguridad Social, aunque pagará más o menos en función del Grupo de Cotización al que pertenezca el trabajador.

El Grupo de Cotización se determina por las categorías profesionales. A cada una de estas se le asigna una cuota mensual. En función del salario o la labor que se desempeña, la cuantía de este pago puede variar. Dicho en otros términos, una empresa paga más por un Licenciado que por un Auxiliar Administrativo, por lo que el primero, si se da la circunstancia, acabará cobrando más paro que el segundo, por ejemplo.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica cada año las tablas que determinan las bases mínimas y máximas para cada grupo de cotización. La base es el salario del empleado, y sobre ella se realizan una serie de cálculos que determinan la cantidad total a pagar en cuotas por la empresa a la Seguridad Social. En el contrato de empleado debe figurar la categoría profesional. Estos son los grupos de cotización:

  • Grupo 1: Ingenieros y Licenciados
  • Grupo 2: Ingenieros técnicos, peritos y ayudantes titulados
  • Grupo 3: Jefes Administrativos y de taller
  • Grupo 4: Ayudantes no titulados
  • Grupo 5: Oficiales administrativos
  • Grupo 6: Subalternos
  • Grupo 7: Auxiliares Administrativos
  • Grupo 8: Oficiales de primera y segunda
  • Grupo 9: Oficiales de tercera y especialistas
  • Grupo 10: Peones
  • Grupo 11: aquellos trabajadores menores de 18 años, sea cual sea su categoría profesional.

Exceptuando Convenios Colectivos concretos, cada uno de ellos cuenta con unas bases mínimas y máximas respectivas. Para 2017, estas bases son (con carácter mensual):

  • Grupo 1: mínima 1.152,9 / máxima 3.751,2
  • Grupo 2: mínima 956,1 / máxima 3.751,2
  • Grupo 3: mínima 831,6 / máxima 3.751,2
  • Grupo 4, 5, 6 y 7: mínima 825,6 / máxima 3.751,2

Si bien es cierto que el trabajador recibe un salario determinado, el coste para la empresa es mucho mayor. Un trabajador que cobre al mes 1.500 euros puede costarle a la organización para la que trabaja 2.300 euros. ¿Cómo es eso? De entrada una compañía debe abonar un 23,6% en concepto de contingencias comunes, que contribuyen al sistema de pensiones y aseguran las bajas del empleado. Además hay que añadir un 5,5% del salario mensual, que va a la prestación por desempleo, y un 3,5% para accidentes en el trabajo. Dos costes más: un 0,6% para formación del empleado y un 0,2% al Fondo de Garantía Salarial (FOGASA), que es el que cubre los despidos en caso de quiebra de la empresa.

Autónomos

Todo lo explicado hasta aquí varía si eres un trabajador por cuenta propia. Para los autónomos, la cuota a la Seguridad Social se abona de otro modo y las bonificaciones son distintas. Como uno es su propio jefe, será el trabajador el que pague a la Seguridad Social su contribución. Al no existir un grupo de cotización específico, el autónomo puede pagar lo que desee dentro del siguiente baremo: 893,10 euros de mínima y 3.642 euros de máxima.

Dependiendo de lo que pague deberá abonar un 29,8%, que irá destinado a contingencias comunes, y otro 29,3% para contingencias profesionales y el paro de los autónomos (cese de actividad). Sin bonificaciones adicionales, el trabajador por cuenta propia pagará alrededor de los 290 euros mensuales, que salen de sus ingresos, razón por la cual la mayoría cotiza por lo mínimo (893,10 euros) aunque gane mucho más. Eso sí, en caso de baja, paro, enfermedad, etcétera, las coberturas serán mucho menores.

Más información:

¿Cuánto, cómo y cuándo cotiza un autónomo?

Base reguladora de la pensión de jubilación: qué es y cómo se calcula

Esto también te gustará

¿Tienes alguna duda?

R
Ricardo Velasco Martín

Haber yo.códice 49 años.mitad asalariado y mitad autónomo. Me jubile con 63 años. Porque tenia una pequeña empresa que con la crisis tuve que cerrar. Pregunta cuanto tendría que estar cobrando de pensión actualmente?.. Gracias

Ha ocurrido un error, intentalo de nuevo

Pregunta a nuestros expertos

Tus comentarios serán publicados una vez sean validados por nuestro equipo