Elon Musk y sus lecciones del futuro

Su visión plantea la disrupción entre tres industrias, la automovilística, la espacial y la energética. La determinación de querer cambiar industrias replanteándolas de cero por completo, es lo que hace a muchos considerar a Elon Musk el empresario más innovador del momento en Silicon Valley, incluso comparándolo con Steve Jobs, por esa capacidad especial de anticiparse a lo que va a querer la gente.


Space X (2002)

De su pasión por el espacio nació SpaceX, una empresa de cohetes espaciales para aplicar lo mejor de la industria tecnológica de Silicon Valley como la rapidez en la toma de decisiones y una estructura corporativa plana, a una industria espacial que no había prácticamente evolucionado desde hacía años.

Por ello ha creado un sistema en que los cohetes ya no se destruyen estrellándose en el mar, sino que lo que hacen es, aterrizar en un lugar para luego poder volver a utilizar el cohete, con esto se reduce el coste de lanzamiento en una décima parte, lo que va a permitir cambiar el futuro de la industria espacial.

Tras el reciente despegue tripulado que realizó con éxito hace unos días, SpaceX no han tardado en adelantar cuál es el siguiente reto que se han propuesto: una nave de gran capacidad para transportar a más de 100 pasajeros a distintos destinos, como pueden ser la Luna y Marte.


Tesla (2003)


Con Tesla, Musk quiere cambiar el futuro de la industria automovilística, una industria que lleva años realizando pequeñas mejoras. Con el lanzamiento del Modelo S dejó sorprendidos al resto de la industria.

Un coche de lujo eléctrico, con 450km de autonomía con una sola carga, pantalla táctil 17 pulgadas con conexión a internet y música ilimitada y sin llave ni botón para arrancar, con el peso del asiento en combinación con el sensor en el llavero es suficiente para arrancar el coche.

La experiencia de compra es un elemento diferenciador de Tesla, sus coches eléctricos solo se pueden adquirir en su página web o en sus tiendas que tienen un estilo parecido a las Apple Store, además Tesla te entrega el coche donde desees, y al entregarlo realizan una ceremonia.

El diseño más simple de los vehículos permitió eliminar la necesidad de tareas de mantenimiento, si el coche tiene algún problema, los ingenieros de Tesla se conectan por la noche para arreglar el software, y de esta manera el cliente, ya tiene el coche funcionando a la mañana siguiente.

Además permite instalar actualizaciones del software que añaden nuevas prestaciones al coche y desde una app se pueden controlar muchos aspectos del coche, como por ejemplo la calefacción o donde está aparcado el coche.

Musk ha conseguido que Tesla no sea solo una empresa que fabrica coches, sino que vende un estilo de vida, una imagen, en resumen, una sensación de estar más cerca del futuro.


SolarCity (2006) y Hyperloop (2012)


SolarCity se trata de una empresa de placas solares en las que el cliente ya no tiene que adquirir las placas solares para su domicilio, sino que alquila las placas solares por un determinado número de años a cambio de una cuota mensual. Esto permite a los clientes reducir su factura eléctrica, no están sujetos a las subidas de los proveedores eléctricos, y si venden la casa pueden traspasar el contrato.

En 2012 nació la idea del Hyperloop, una cápsula en tubo con aire a presión, que pretende revolucionar el transporte pudiendo transportar a personas a una velocidad de hasta 1.200km/h.

Los próximos años prometen ser apasionantes, es posible que Tesla ya domine el mercado de los coches eléctricos, SolarCity puede haberse convertido en el mayor suministrador de energía y por último SpaceX, puede estar ya realizando vuelos semanales al espacio con pasajeros.

Ha ocurrido un error, intentalo de nuevo
Pregunta a nuestros expertos

Tus comentarios serán publicados una vez sean validados por nuestro equipo