Economía en pareja: recomendaciones y consejos

Mantener la economía en la pareja de una manera saneada ayudará mucho a que la relación funcione. Y esto significa planificar bien y con transparencia, así como tener suficiente cantidad de dinero para hacer frente a imprevistos y a los gastos del día a día (casa, agua, electricidad, impuestos, niños, etc.).

Organizar la economía en pareja no es tan fácil como puede parecer, sobre todo si uno de los dos no es muy hábil en asuntos relacionados con las finanzas. Afortunadamente, existen alternativas en el mercado que te ayudarán a hacer más sencilla esta gestión.

Cómo organizar la economía en pareja

La economía doméstica en pareja puede estructurarse desde diferentes perspectivas con el objetivo de afrontar los gastos. Por ejemplo, es posible abrir una cuenta con un fondo común y realizar aportaciones periódicas por ambas partes para sufragar ciertos gastos.

Otra idea es tener cuentas conjuntas, de manera que tanto los gastos personales como los comunes salgan del mismo depósito. Y, por último, está la opción de alternar el pago de facturas, de manera que un mes se haga cargo un miembro de la pareja y, al mes siguiente, el otro. Si la unión es sólida, también se puede hacer durante un período más largo de tiempo.

No obstante, cualquier fórmula que elijas tiene algunas reglas no escritas que hay que seguir para que funcione.

1. Que no haya secretos

La confianza entre dos personas que se aman es básica para que la relación funcione y los temas económicos no son una excepción. Por tanto, es importante que hables con tu pareja de este asunto con total sinceridad antes de que la factura lo haga por vosotros.

2. Piensa bien antes de actuar

Otro consejo que puede aplicarse a todos los aspectos de la vida, pero especialmente a la economía en común, es que no te precipites a la hora de compartir cuentas con tu pareja. Hazlo cuando ambos os conozcáis bien y tengáis los mismos objetivos. De este modo, evitarás muchos problemas.

Pareja organizando su cuenta bancaria de forma conjunta

3. Organizar la economía en pareja: qué cuenta se va a utilizar

Una vez que hayas decidido que quieres compartir los gastos, el siguiente paso es pensar qué herramientas bancarias vas a usar para ello. Si lo que deseas es emplear un fondo común para futuros gastos compartidos, lo mejor es una cuenta de ahorro en el que ambos seáis titulares.

Por el contrario, en el caso de que todos los gastos sean compartidos y recurrentes, podéis optar por abrir una cuenta corriente con tarjetas para ambos. Esto es un poco arriesgado, aunque así sabréis los gastos del otro. Si tomáis esta decisión debes tener en cuenta que se puede plantear de dos formas:

  • Eliminar todas las cuentas anteriores y crear una compartida que agrupe todos los ingresos y gastos. Se trata de una alternativa más adecuada para parejas ya consolidadas y con una relación longeva.
  • Mantener las cuentas personales con los ingresos de cada miembro y crear una nueva cuenta compartida para gestionar todos los gastos compartidos. Los titulares de estas cuentas realizarán aportaciones mensuales y en ella se cobrarán todos los gastos que la pareja en cuestión decida. Es una buena alternativa para mantener la independencia económica entre los titulares.

Aplicaciones útiles para gestionar la economía en la pareja

Las tiendas de aplicaciones de los diferentes sistemas operativos ofrecen una serie de aplicaciones muy útiles a la hora de registrar gastos y fomentar el pequeño ahorro en pareja. Para elegir la correcta, has de tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Que sea intuitiva. De nada sirve una herramienta que te va a facilitar la vida si luego su gestión es un caos. Normalmente, necesitarás un tiempo de adaptación a la interfaz, pero toda la información relevante tiene que estar visible a golpe de clic. Si no, te vas a aburrir y la vas a dejar de lado.
  1. Que no ocupe demasiado espacio en el teléfono. Algunas apps son tan pesadas que acaban minando o cargando demasiado la batería del móvil. Por regla general, los desarrolladores valoran este factor, aunque todavía hay algunos que no tienen en consideración esta característica.
  2. Busca reseñas de otros usuarios. No hay nada mejor que saber la opinión de gente que ya haya empleado una determinada herramienta para intuir si te va a gustar o no. Mira en internet cuáles son las mejores aplicaciones de finanzas y qué dicen sus usuarios al respecto. Seguro que te ayudarán a decidirte.

Recuerda que también puedes utilizar la app de tu banco para este tipo de planificación. Por ejemplo, la app de CaixaBank cuenta con una funcionalidad que te permite gestionar de forma cómoda y sencilla todas tus cuentas, recibos y tarjetas estés donde estés.

Errores que se cometen en la economía doméstica

A menudo, aunque haya buenas intenciones por parte de ambos, se pueden cometer errores que den al traste con todo lo construido. A continuación, te advertimos de los más comunes para que no caigas en ellos.

Diferencia económica entre los miembros de la pareja

Esto puede suponer un problema a largo plazo si no se aborda desde el principio. En este sentido, podríais establecer el porcentaje de gastos según el sueldo de cada uno. En cualquier caso, mucha gente piensa que no es justo que se dividan los pagos por igual cuando existe una diferencia de economía en la pareja.

Cuidado con la forma de gastar

Cuando la economía se administra entre dos, una de las partes no puede seguir actuando como si solo contara con su dinero. El tipo de gasto cuando compartes una cuenta puede molestar a nuestra pareja y viceversa. Si ves que sois muy diferentes en este aspecto (a uno le gusta gastar y al otro no), una solución es que, en lugar de cuenta corriente, tengáis una de ahorro y gestionéis el día a día repartiendo los gastos de forma equitativa.

Imprevistos

Ligado a lo anterior, pueden surgir eventualidades que desequilibren vuestra balanza financiera. Si uno ha gastado más que el otro, un pago inesperado puede ser origen de conflictos. Una buena opción es contar con un dinero guardado para estas ocasiones que hayáis ahorrado entre los dos.

En definitiva, la economía en la pareja es un aspecto muy importante para la buena marcha de la relación, aunque no es nada fácil encontrar el equilibrio. Con unos sencillos consejos y el uso de aplicaciones de finanzas, esta gestión puede simplificarse bastante. No obstante, acuérdate de ser transparente con tu pareja en cuanto a tus gastos y de establecer la aportación en base a los ingresos de cada uno. Si tienes cualquier duda, ¡no te lo pienses y contacta con nosotros!

¿Tienes alguna duda?
e
Elena

Situación actual:
- ambas personas ganan la misma cantidad de dinero
- tienen una cuenta en comùn (hipoteca, consumos, compras, guardería..) y otra independiente (gastos personales, viajes, caprichos...)
Situación a corto plazo:
- diferencia económica significativa de uno de los mimenbros (a más dinero)
- eso implica aumentar km y gasolina (gasto que se asumía en comùn)
- que la otra persona que gana menos no pueda ganar un extra que si ganaba por incompatibilidad del nuevo trabajo del que ahora gana más

¿Cuál es la mejor solución?
- cuenta totalmente en comùn
- % en función de sueldo para una mayor equidad
- mantener la situación anterior de aportar lo mismo y que el otro asuma el gasto de gasolina que será sustancial

Ha ocurrido un error, intentalo de nuevo
Pregunta a nuestros expertos

Tus comentarios serán publicados una vez sean validados por nuestro equipo