Día Internacional de las Personas de Edad: Así éramos y así somos

Hoy 1 de octubre se celebra el Día Internacional de las Personas de Edad, una jornada para prestar especial atención a las personas mayores. El lema escogido este año por las Naciones Unidas es «Leaving No One Behind: Promoting a Society for All» (No nos olvidemos de nadie: Por una sociedad para todos), un mensaje con el que el organismo reivindica la atención adecuada hacia este colectivo y el compromiso por parte de toda la sociedad.

No obstante, en los últimos años el colectivo de personas mayores ha cambiado. La historia, la evolución del ser humano, la educación, el estado de bienestar y los avances científicos entre otros muchos factores han hecho que lleguemos a la denominada “tercera edad” con otras características muy diferentes a las de antaño. ¿Cómo éramos y cómo somos?

  • Vivimos más años: La esperanza de vida a nivel mundial ha ido en aumento. En concreto en la actualidad los españoles lideran este ránking, viviendo una media de 82 años y seis meses, lo que son casi tres años más en lo que va de siglo. La previsión, según datos del Instituto Nacional de Estadística, es que todavía vaya más en aumento, con una media de 84 años y un mes para el 2022. A nivel mundial, la tendencia también es ascendentes y se estima que en el 2050 la población sea de 9.600 millones frente los más de 7.200 millones de personas actuales.
  • Somos más activos: No sólo vivimos más, sino que también con una mejor salud. Como consecuencia, nos sentimos más activos y con más energía. Además, existe una amplia oferta de actividades para las personas mayores: viajes, gimnasia, cursos de aprendizaje, talleres, etc.
  • Estamos más formados: En los últimos años, la población analfabeta en España ha disminuido. Esto es debido sobre todo al acceso público a la educación así como la eliminación del trabajo infantil. Con todo, llegamos a la vejez con un aprendizaje mucho mayor que nuestros antepasados.
  • Tenemos más independencia económica: El establecimiento de una pensión pública para la jubilación marcó un antes y un después en España. En 1919 el Gobierno español  creaba el primer sistema público de pensiones que, un siglo después, sigue activo aunque con sus lógicas modificaciones. En todo caso, ahora las personas mayores disponen de una pensión durante su retiro que, además, pueden complementar con ahorros privados.

Ante esta realidad, tenemos la oportunidad de disfrutar de nuestra jubilación como una de las mejores etapas de la vida, una oportunidad de disfrutar de uno mismo, del tiempo, de la familia y de los amigos. Para ello, trazar un plan de ahorro que nos permita mantener nuestra calidad de vida resulta imprescindible.

Ha ocurrido un error, intentalo de nuevo
Pregunta a nuestros expertos

Tus comentarios serán publicados una vez sean validados por nuestro equipo