Cuídate durante tu jubilación

Pautas para una jubilación saludable

Llegado el momento de la jubilación es muy importante mantener unos hábitos de vida saludables que nos permitan disfrutar al máximo esta nueva etapa. Unos hábitos adecuados nos ayudarán a mantenernos sanos y afrontar de mejor manera determinadas enfermedades que puedan aparecer. En la etapa más avanzada de la vida la ejecución de estos hábitos es, si cabe, más importante, ya que los pequeños cambios como la disminución de la actividad física o la disminución de la sensación de sed, pueden alterar nuestra salud. Sin embargo, existen unas pautas con las que contrarrestar estos efectos y disfrutar al máximo esta nueva etapa. En nuestra Guía para la Alimentación y Nutrición de las Personas Mayores encontrarás información de utilidad para llevar una vida sana.

Es evidente que una correcta alimentación previene la aparición de muchas enfermedades crónicas. En España la dieta mediterránea, debido a su elevado consumo de cereales, frutas, verduras, pescado y aceite de oliva, es un gran aliado para nuestra salud. Sin embargo, existen pautas adicionales que nos pueden ayudar:

  • Debe seguir una dieta que contenga todos los grupos de alimentos
  • Coma en función de su altura (si es necesario, consulte a su médico)
  • Realice seis comidas al día, añadiendo a las tres completas (desayuno, comida y cena) otras tres complementarias (media mañana, media tarde y antes de dormir)
  • Tómese el tiempo necesario para comer
  • Modere el consumo de sal y azúcar
  • Modere los fritos y el consumo de grasa

También es importante seguir unas pautas de hidratación ya que con la edad se deteriora la capacidad para conservar el agua del cuerpo, disminuye la sensación de sed, puede haber dificultad para tragar líquidos y la capacidad del riñón para concentrar la orina es menor. Según el European Hydration Institute sólo el 25 % de las personas de más edad se hidrata correctamente.

  • Tome diariamente un mínimo de 2 litros de líquidos al día (aunque no note sensación de sed)
  • En verano y en ambientes calurosos, es necesario beber más, pero en pequeñas cantidades y frecuentemente
  • Si se ha comido más de lo normal, también hay que beber algo más de lo habitual
  • Las bebidas alcohólicas no sirven para la hidratación

Ha ocurrido un error, intentalo de nuevo
Pregunta a nuestros expertos

Tus comentarios serán publicados una vez sean validados por nuestro equipo