El contrato de relevo y la jubilación parcial paso a paso

¿Qué es un contrato de relevo? Es aquel que realiza una empresa para la sustitución de un empleado que haya solicitado la jubilación parcial, es decir, aquella modalidad de jubilación en la que el contrato a tiempo completo se convierte en contrato a tiempo parcial para poder recibir tanto la pensión de jubilación como el salario por el trabajo que se desarrolla. El trabajador puede acogerse a la jubilación parcial sin necesidad de haber alcanzado la edad ordinaria de jubilación, que en 2020 es de 65 años y 10 meses.

Haz tu simulación: ¿Quieres saber cuánto cobrarás cuando te jubiles?

Esta modalidad, que aún se está implantando en España, es interesante tanto para las empresas como para los trabajadores si lo necesitan. Este tipo de contratos cuentan con varias características que es importante conocer.

¿Qué personas puede contratar una empresa con un contrato de relevo?

La empresa solo puede contratar a un trabajador en situación de desempleo o uno que hubiese concertado previamente con la compañía un contrato de duración determinada. Dicho de otro modo, un trabajador con un contrato indefinido vigente no puede ser relevista.

¿Qué personas pueden optar a esta modalidad en la empresa?

Aquellos que se hayan acogido a la jubilación parcial.

¿Cómo debe ser el contrato?

Una vez la empresa tenga claros quiénes son el relevado (jubilado) y el relevista (persona en situación de desempleo) se deberá formalizar el contrato en base al modelo oficial. En este contrato deben constar:

  • Los datos de la persona que se jubila, especificando cuál es exactamente la reducción de la jornada.
  • Los datos de la persona relevada, señalando cuáles son sus tareas y la duración de su jornada laboral.

Este contrato sirve para vincular de forma legal a ambos trabajadores, hecho que servirá en el futuro para que el relevista ocupe una plaza con contrato indefinido cuando se produzca la jubilación total del relevado. El trabajo que realizará el relevista deberá ser igual o similar al del relevado.

Importante: bases de cotización

A efectos de prestaciones, un dato relevante es que las bases de cotización irán en paralelo y la del relevista nunca podrá ser inferior al 65% del promedio de las bases de cotización correspondientes a los últimos 6 meses del período de la base reguladora de la jubilación parcial.

¿Cómo será la jornada laboral del relevista?

El trabajo se desarrollará a tiempo completo o parcial. Eso sí, sea cuál sea la fórmula que todas las partes decidan, la duración de la jornada laboral deberá ser, como mínimo, igual a la reducción de jornada acordada por el jubilado parcial. En relación al horario, puede completar el del trabajador relevado o ser simultáneo. Esta última opción es habitual entre aquellos trabajadores que pueden enseñar un oficio a un trabajador novel para prepararlo.

¿Cuál es la duración de un contrato de relevo?

Existen dos posibilidades. O bien es de duración indefinida o hasta que el trabajador se retire al llegar a la edad ordinaria de jubilación y se vaya de la empresa. Ahora bien, llegados a este punto, el trabajador puede acogerse a la jubilación parcial y seguir trabajando o jubilarse por completo.

También existe la posibilidad de que, una vez alcanzada la edad de jubilación ordinaria, el trabajador se jubile parcialmente. En este caso, el contrato de relevo se puede prorrogar anualmente. Si decide jubilarse al 100%, la empresa debe mantener el contrato de relevo dos años más, siempre y cuando se trate de un contrato de relevo indefinido y de jornada completa.

Jubilación parcial y contrato de relevo

Un trabajador debe acogerse a la jubilación parcial para que exista contrato de relevo. La jubilación parcial es aquella a la que se puede optar antes del final legal de la etapa laboral. En esta modalidad, el contrato a tiempo completo se convierte en contrato a tiempo parcial para poder recibir la pensión de jubilación junto con el salario del trabajo que se desarrolla. La jubilación parcial con relevista solo es posible con un mínimo de 33 años cotizados a la Seguridad Social.

¿A quién conviene la jubilación parcial? A aquellos trabajadores que quieren su pensión de jubilación pero que antes y después de la solicitud van a seguir trabajando. Dicho en otros términos, en la jubilación parcial se mantiene la condición de empleado activo hasta que, de manera efectiva y voluntaria, se solicita la jubilación completa.

Más información:

¿Jubilación flexible o parcial? Descubre cuál es mejor para ti

Novedades en las pensiones de jubilación 2020: esto es todo lo que debes saber

Ha ocurrido un error, intentalo de nuevo
Pregunta a nuestros expertos

Tus comentarios serán publicados una vez sean validados por nuestro equipo