Cómo llevar un registro de gastos y fomentar el pequeño ahorro

Registrar tus gastos es un buen sistema para ahorrar día a día. Muchas personas son incapaces de ahorrar, lo que les lleva a situaciones de lo más incómodas. Uno de los problemas del mundo moderno es la dificultad para contener el gasto, en especial cuando tienes a tu alcance todo tipo de ofertas. ¿Qué puedes hacer al respecto?

Haz tu simulación: ¿Quieres saber cuánto cobrarás cuando te jubiles?

Control de gastos: el primer paso hacia el ahorro

Anotar los diferentes gastos te ayudará a poner una cierta perspectiva a tu consumo y te servirá para evitar reincidir en gastos que realmente no necesitas realizar. Quizás te has visto tentado por una oferta en tu tienda de ropa favorita y has sucumbido. Si apuntas este suceso, la próxima vez no lo repetirás.

De esta manera, conoces cuándo te has excedido en una compra y por qué. Esto te permite descubrir qué tipo de comprador eres y te ayuda a ahorrar poco a poco. Además, al relacionar cada gasto con el dinero que tienes al principio y con el que te va a quedar, aprenderás a actuar de manera más ahorrativa. No es lo mismo estimar en tu cabeza cuánto dinero tienes, que tener el dato exacto y ver cómo se va reduciendo día a día.

Sin embargo, en la actualidad cuentas con una infinidad de aplicaciones para móvil que te ayudan a controlar el gasto. Son muy cómodas, sencillas de manejar, y su utilidad está fuera de toda duda. Poseerás un control absoluto del dinero, lo que, más tarde, te será de ayuda para elaborar un presupuesto mensual.

¿Dónde puedo registrar mis gastos?

El método más antiguo y sencillo de anotar los gastos es hacerlo usando lápiz y papel. Es todavía una buena manera, pero consume mucho tiempo y nos dificulta la categorización de gastos. Otra opción es crear tu propio presupuesto familiar en Excel y analizar los gastos mensualmente.

Cómo hacer un buen presupuesto familiar en cinco pasos

Afortunadamente, existen muchas aplicaciones para smartphone que te permiten apuntar todos tus gastos y realizar diferentes estimaciones. Estos programas te permiten categorizar los gastos, cuentan automáticamente los saldos, crean informes detallados, gráficos, etc. Además de aplicaciones específicas, también puedes comprobar si tu banco dispone de un gestor de finanzas. Por ejemplo, la app de CaixaBank incluye una sección específica para consultar tus gastos e ingresos, “Mis finanzas”. Esta funcionalidad es la forma más cómoda y sencilla de gestionar todas tus cuentas, recibos y tarjetas estés donde estés. Además ahora puedes añadir las cuentas y tarjetas de tus otros bancos para tener una visión global de tus finanzas.

Ventajas de contar con un presupuesto familiar

Controlar tus gastos y gestionar tus ingresos mensuales se verá reflejado en una economía familiar más equilibrada. En concreto, te detallamos las tres principales ventajas de contar con un presupuesto para tus finanzas personales:

  • Conocer tu capacidad de ahorro. Ahorrar significa gastar menos de lo que ganamos; por consiguiente, podemos estimar nuestra capacidad de ahorro mensual calculando la diferencia entre los ingresos y los gastos.
  • Saber dónde gastas tu dinero. Administrar tu dinero de una forma rentable y sostenible pasa por saber a qué destinas el salario cada mes. Si nunca has hecho un registro de tus gastos, esta parte es la que más te sorprenderá.
  • Valorar tu ratio de endeudamiento. Si tienes un presupuesto familiar verás de un vistazo cuántos préstamos tienes, a cuánto ascienden y de qué son.

En definitiva, mantener un registro de gastos está al alcance de tu mano. Si te consideras una persona derrochadora, intenta registrar todos tus gastos y verás cómo puedes ahorrar más. ¿Empezamos?

Esto también te gustará

Ha ocurrido un error, intentalo de nuevo

Pregunta a nuestros expertos

Tus comentarios serán publicados una vez sean validados por nuestro equipo