Así envejecerá la Unión Europea en los próximos años (y así afectará a tu pensión)

Los europeos cada vez somos más mayores y esto afecta a la pensión de jubilación.

¿Por qué? Veámoslo.

La Unión Europea (UE) será una de las zonas del planeta con la población más envejecida en el año 2060, un aumento de la edad media de la población que repercutirá en múltiples y variadas facetas, tales como las pensiones. Así se desprende del reciente informe La UE en el mundo publicado por Eurostat, la oficina estadística de la Comisión Europea (CE).

Haz tu simulación: ¿Quieres saber cuánto cobrarás cuando te jubiles?

Los datos de dicho informe revelan que, en las próximas cuatro décadas, el número de personas con una edad igual o superior a los 65 años se doblará respecto a las que están en edad de trabajar. Dicho en otros términos: habrá sólo dos trabajadores por cada persona mayor de 65 años, la mitad que en la actualidad.

Estos datos son coincidentes con los publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en los que realiza una proyección de la población de España a 50 años vista, es decir, de 2014 a 2064. Este informe señala, entre otros puntos, que las franjas de edad de las personas en edad de trabajar disminuyen, mientras que las de las personas en edad de jubilarse aumentan notablemente.

Teniendo en cuenta que el sistema de pensiones público en España se alimenta de las contribuciones que realizan los cotizantes en edad de trabajar no es descabellado pensar que, si continúa esta tendencia, será complicado para el Estado pagar a todos los jubilados una pensión que esté a la altura de las aspiraciones vitales generadas durante la etapa laboral.

Como bien se señala en el boletín económico de Asuntos Económicos y Financieros de la CE, “en las próximas décadas, en los países de la UE aumentará rápidamente la proporción de personas mayores, al tiempo que disminuirá significativamente la de personas en edad laboral […]. El envejecimiento de la población plantea graves problemas a las economías y sistemas de seguridad social europeos”.

En la comunicación de Bruselas sobre la cuestión del envejecimiento se destacan los siguientes puntos a tener en cuenta de cara al futuro:

  • las pensiones;
  • la asistencia sanitaria a largo plazo;
  • la educación;
  • las prestaciones por desempleo;
  • distintos debates sobre políticas europeas.

En este sentido, los expertos consultados en el blog de VidaCaixa acerca de la cuestión del envejecimiento de las sociedades española y europea coinciden en su diagnóstico con los estudios mencionados anteriormente de Bruselas y del INE. Por ejemplo, Diego Ramiro Fariñas, investigador responsable de la Unidad de Estudios Demográficos y Sociales del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), prevé que “en general España será una población envejecida, concentrada en zonas urbanas, con despoblación rural, algo que va a seguir ocurriendo en el futuro”.

Por su parte, Albert Esteve, director del Centre d’Estudis Demogràfics (CED), destaca que no se puede mantener la edad de jubilación actual al ritmo al que aumenta la esperanza de vida en España. “Muchos expertos dicen que una persona es vieja cuando le quedan 15 años por delante de promedio. Es decir, una persona de 65 años con una esperanza de vida alrededor de los 82-83 años debería ser considerada vieja hoy a los 67 años. Ahora bien, cuando lleguemos a los 100 años de esperanza de vida, algo que pasará casi con toda seguridad dentro de 25 años, este nivel de cuando te quedan 15 años serán los 85 años, que será cuando se te pueda considerar viejo. Cuanto más rápido aumente la esperanza de vida, cuantos más años tengamos por delante, más rápido se desplazará esta edad en la que nos quedan 15 años por vivir.”

Lee también: El profesor James Vaupel y el optimismo demográfico: “Cada día ganamos seis horas más de vida”

Por último, otro de los expertos consultados por VidaCaixa acerca de esta cuestión, en este caso el holandés Jeroen Spijker, investigador Ramón y Cajal del Centro de Estudios Demográficos (CED), lo deja claro: “El actual sistema de pensiones público no será suficiente para mantener una calidad de vida adecuada en el futuro”. En su opinión, el elevado paro en España –alrededor del 20%–, el retraso en la incorporación al mercado laboral debido a la expansión educativa y el aumento de las prejubilaciones son, además del envejecimiento de la población, los factores determinantes que provocarán que el sistema de pensiones público español sea insuficiente para los ciudadanos en el futuro.

Esto también te gustará

Ha ocurrido un error, intentalo de nuevo

Pregunta a nuestros expertos

Tus comentarios serán publicados una vez sean validados por nuestro equipo