Aportaciones a los planes de pensiones. Límites y ventajas fiscales

Los planes de pensiones son instrumentos financieros de ahorro a largo plazo orientados a la jubilación. El inversor lleva a cabo una serie de aportaciones que se transforman al cabo del tiempo en una renta o en un capital en el momento del retiro laboral o en casos especiales previos a la jubilación, como ahora veremos.

Uno de los atractivos de los planes de pensiones está en sus ventajas fiscales. Las aportaciones, hasta un determinado límite, reducen la base imponible del IRPF y, por lo tanto, rebajan la factura fiscal en la declaración de la Renta.

Tipos de aportaciones al plan de pensiones

Una cuestión básica del funcionamiento de los planes de pensiones tiene que ver con las aportaciones. El dinero ahorrado cada cierto tiempo se incorpora en el plan. Así, el capital va engordando y siendo invertido para generar nuevos rendimientos.

Las aportaciones pueden ser periódicas o puntuales. Las primeras permiten tener una mejor planificación. De esta manera estudiamos nuestras posibilidades de ahorro, por ejemplo, con aportaciones mensuales y, en consecuencia, apartamos ese dinero.

Las segundas son más irregulares. Así, en el momento en el que disponemos de una cantidad sobrante, podemos decidir ingresarla en el plan de pensiones.

De cara a una mejor gestión del ahorro y en base a nuestras circunstancias personales, puede convenir más una forma u otra de aportar.

¿Debo aportar cada mes al plan de pensiones?

La respuesta es no. Existe flexibilidad total en cuanto a las aportaciones. Ahora bien, se recomienda sistematizar el ahorro. Por ejemplo, aportar un porcentaje de los ingresos mensuales al plan de pensiones es una buena idea para ir ahorrando sin darse cuenta. Asimismo, las aportaciones también pueden ser extraordinarias y se pueden realizar a lo largo del año sin establecer fechas concretas. Incluso también se contempla la posibilidad de no aportar nada. Es decir, no existe una cantidad mínima para aportar al plan de pensiones.

¿Cuál es la aportación máxima a un plan de pensiones?

En cuanto a la aportación máxima a los planes de pensiones existen dos límites:

El 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio.

8.000 euros anuales. Además, 5.000 euros anuales para las primas a seguros colectivos de dependencia satisfechas por la empresa.

¿Quién puede realizar aportaciones al plan de pensiones?

En los planes individuales y asociados únicamente pueden llevar a cabo aportaciones los partícipes, sin perjuicio del régimen especial de las personas con discapacidad. Por otro lado, en los planes de empleo pueden realizar aportaciones tanto la empresa o empresas promotoras a favor de sus trabajadores como los propios partícipes trabajadores.

¿Qué sucede si aporto al plan de pensiones de mi cónyuge?

Los contribuyentes cuyo cónyuge disponga de ingresos inferiores a 8.000 euros anuales pueden deducirse un máximo de 2.500 euros anuales, sin que esta reducción pueda generar una base liquidable negativa.

¿Qué pasa si sufro algún tipo de minusvalía?

Aquellas personas con una minusvalía física igual o superior al 65% y psíquica igual o superior al 33% cuentan con un límite anual máximo de 24.250 euros, incluyendo aportaciones de terceras personas, que no podrán sobrepasar los 10.000 euros.

¿Cuánto desgravan las aportaciones al plan de pensiones?

En los planes de pensiones se desgravan la totalidad de las aportaciones anuales realizadas, independientemente de si son periódicas o extraordinarias.

Estos son los tramos de IRPF:

Base liquidableTipo estatalTipo autonómicoTipo total
Hasta 12.450 €9,50%9,50%19%
Siguientes 7.750€12%12%24%
Siguientes 15.000€15%15%30%
Siguientes 24.800€18,5%18,5%37%
A partir de 60.000€22,5%22,5%45

Dejar de aportar y rescatar el plan de pensiones

Una cosa son los problemas puntuales, la decisión de ahorrar de forma esporádica en vez de hacerlo con aportaciones periódicas, y otra es la imposibilidad de ahorrar por alguna circunstancia sobrevenida.

Esa circunstancia nos puede llevar incluso a tener que disponer del dinero. Para ello está previsto el rescate del plan de pensiones no solo en caso de jubilación, sino también en otros supuestos. Si se dan las siguientes contingencias es posible rescatar el plan de pensiones antes del retiro laboral:

Jubilación.
● Invalidez.
● Fallecimiento.
● Dependencia severa o gran dependencia.
● Desempleo de larga duración.
● Enfermedad grave.
● Ejecución de vivienda habitual (desahucio).
● Rescate de aportaciones con más de 10 años de antigüedad (a partir del 1 de enero de 2025).
● ERTE.
● Afectados por coronavirus.

Existen tres formas de rescatarlo:

Rescate total en forma de capital.
● Rescate parcial en forma de renta.
● Combinación de ambos.

Más información:

¿Cómo se declara el plan de pensiones en la declaración de la renta?

Nuevo rescate de planes de pensiones para la situación del Covid-19

¿Tienes alguna duda?
J
Joaquín González

¿Como puedo saber, si no guardo la documentación. mis aportaciones a Planes de Pensiones, anteriores a 2007? ya que ido realizando algunos traspasos entre entidades.

Gracias

s
Santiago Fernandez Diez

Mi esposa se acaba de jubilar (en Junio) y no le retienen nada de su pensión por IRPF. Puede aportar todavía este año 2019 a su Plan de Pensiones para desgravar y minorar el pago de IRPF en la declaración de la Renta de 2019?

Ha ocurrido un error, intentalo de nuevo
Pregunta a nuestros expertos

Tus comentarios serán publicados una vez sean validados por nuestro equipo